Jeff Bezos: el poder ilimitado de los sueños visionarios

El dato pasó inadvertido para muchos, a pesar de que la noticia fue reproducida por una gran cantidad de medios de comunicación en todo el mundo. La principal consecuencia del Black Fridayde finales de noviembre fue que Jeff Bezos, el CEO de Amazon, se convirtió en el hombre más rico del planeta, según los cálculos de la prestigiosa revistaForbes.

Según el listado Billionaries Forbes, que se actualiza en tiempo real, ese 24 de noviembre la fortuna de Bezos creció 2.400 millones de dólares, equivalente a un 2,4 por ciento, y superó la barrera de los 100.000 millones de dólares. Me cuesta trabajo incorporar tantos ceros juntos, quizás más de lo que a este visionario le significó alcanzar fortuna y éxito.

El de Amazon.com es un nombre que llevo tatuado en la piel, porque sin querer queriendo fue la que me dio el empujoncito decisivo para convertirme en emprendedor. Por allá en 1998, cuando había comenzado a trasegar en el mundo de los negocios por internet, Amazon lanzó su programa de afiliados y empecé a vender sus productos (libros) con gran éxito.

Por aquel entonces, yo tenía un directorio de contenido en el que el índice sobre Gabriel García Márquez, el premio Nobel colombiano, era la joya de la corona. Empecé a vender libros de García Márquez en varios idiomas. Ese fue el comienzo de una trayectoria que está próxima a cruzar la barrera de las dos décadas.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

Por eso, Amazon.com está en un rincón muy especial de mi corazón y a Jeff Bezos puedo considerarlo como uno de mis primeros mentores. Por eso, también, su vida y su trabajo me apasionan. También, por supuesto, por su particular visión para detectar las grandes oportunidades de negocio y sus estrategias innovadoras que cambiaron el mercado.

Bezos nació el 12 de enero de 1964 en Albuquerque (Nuevo México). Su padre biológico es Ted Jorgensen y su madre se llama Jacklyn Gise, que era una adolescente (17 años) cuando lo alumbró. Poco después, contrajo nupcias con el inmigrante cubano Miguel Bezos, de ancestros españoles (de la región de Valladolid), que lo adoptó legalmente.

Vivió su niñez en Houston (Texas) y en la adolescencia se mudó a Miami (Florida). Ingresó a la prestigiosa Universidad de Princeton, donde obtuvo el grado en Ciencias de la Computación e Ingeniería Electrónica. Su trayectoria laboral se inició en Fitel, una empresa dedicada al desarrollo de la fibra óptica y luego trabajó en Wall Street.


Pensar a largo plazo, aun cuando eso signifique soñar despierto, e incorporar
tecnología e innovación de manera permanente son pilares de la filosofía de
Jeff Bezos. El resto es trabajar en equipo para potenciar las fortalezas.


Sin embargo, eso no era lo que él deseaba. Lo suyo eran los negocios y a ese mundo llegó en 1990, cuando se incorporó a la plantilla del Banker Trust. Allí adquirió el conocimiento y la experiencia que requería en el campo de los negocios y las finanzas y también entendió que si quería cumplir sus sueños tenía que alzar vuelo. Abrió las alas y voló, voló muy alto.

En esa primera mitad de la década de los 90, cuando eran muy pocos los que creían en esa aventura que era internet, Bezos vio un futuro prometedor. Por eso, renunció al empleo que tenía en D.E. Shaw & Co., una firma corredora de bolsa en Wall Street, y se mudó a Seattle (Washington), donde dio los primeros pasos, en el garaje de su casa.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

El plan de negocios que elaboró era paquidérmico, pues no esperaba llegar al punto de equilibrio antes de cinco años. La compañía fue creada el 5 de julio de 1994, con el nombre de Cadabra.com, una denominación que duró hasta que uno de los abogados que lo asesoraba confundió el término con cadáver. Sin embargo, antes de Amazon hubo otro paso.

Efectivamente, la compañía se llamó Relentless, pero los amigos le dijeron a Bezos que ese nombre era poco comercial. Entonces, dado que por aquella época las páginas eran listadas por orden alfabético, seleccionó Amazon.com. ¿Por qué? Porque el río Amazonas es “exótico y diferente”, tal y como concebía su empresa, y es el más grande del mundo.

Ese, precisamente, fue el sueño que Bezos forjó con Amazon.com: la tienda en línea más grande del mundo. En los dos primeros meses alcanzó cifras de 20.000 dólares en ventas a la semana, algo increíble. Sin embargo, en el camino se cruzó una gran dificultad que puso a prueba la sostenibilidad del negocio: la burbuja de los puntocom.

Crea y aprovecha las oportunidades

Con esfuerzo, Amazon logró sobrevivir y a finales de 2001, por fin, presentó un balance en el que no había números rojos. En una época en la que la industria editorial tradicional estaba en crisis, en la que muchas de estas empresas desaparecieron e hizo carrera la creencia de que a la gente no le gustaba leer, Amazon.com creció, creció y creció.

El primer libro lo vendió el 16 de julio de 1995 y desde entonces son millones de millones los que puso en manos de los ciberlectores. No solo derrumbó el mito de que el hábito de la lectura estaba desapareciendo, sino que también demostró que el comercio electrónico, en el que pocos creían, era una realidad, y que era posible ganar dinero con esa actividad.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

Después de leer un informe financiero que proyectaba que el crecimiento de internet se incrementaría un 2.300 por ciento anual, Bezos decidió ampliar los horizontes de su floreciente negocio. Creó una lista de 20 productos susceptibles de ser comercializados, pero luego la redujo a solo cinco, los que mayor demanda tenían en el mercado.

Así, entonces, amplió su portafolio a discos compactos, programas para computador y videos. Hoy, sin embargo, Amazon.com vende de todo, literalmente. El fuerte sigue siendo los libros, que gracias a su bajo precio y a su amplio catálogo puso la literatura a un solo clic de distancia de los lectores. Ofrece libros físicos y digitales, en el formato Kindle.

En agosto de 2013, Bezos dio otro paso que muchos ven con recelo: por 250 millones de dólares, adquirió el Washington Post, uno de los diarios más importantes de Estados Unidos, con una rica tradición de más de 135 años. El Post, que logró sobrevivir a la grave crisis de los periódicos impresos, se transformó en un medio digital con futuro halagüeño.

Es otra apuesta arriesgada de Bezos (algo que aprendió en Wall Street, sin duda), pero son pocos los que dudan de que, de nuevo, se saldrá con la suya. Y, la verdad, me extrañaría lo contrario, porque si algo ha demostrado este exitoso empresario a lo largo de su trayectoria es un fino olfato para hallar oportunidades y convertirlas en minas de oro.

En una entrevista concedida a la revista Forbes, a finales de 2013, Bezos determinó las 10 claves de su éxito. Te las comparto porque sé que son inspiradoras:

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

1- Apoya tu estrategia en hechos que no vayan a cambiar.

2- Obsesiónate por los clientes, no por la competencia.

3- Estamos dispuestos a ser incomprendidos durante un tiempo largo.

4- Hay dos tipos de empresas: aquellas que trabajan para cobrar más y aquellas que trabajan para cobrar menos. Debemos ser las segundas.

5- Determina las necesidades de los clientes y trabájalas dentro de tu empresa.

6- Nuestra cultura es amigable e intensa, pero si hay que elegir, preferimos que sea intensa.

7- Si quieres desarrollar tu creatividad, tienes que estar dispuesto a fracasar.

8- Antes, había que dedicar un 30% a crear un gran servicio y el 70% restante, a divulgarlo. Ahora, es al revés.

9- Todos debemos ser capaces de trabajar en un Call Center.

10- Estamos en el día uno del Internet. Hay mucho por aprender.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s