Una ‘paloma de la basura’ conquista Facebook